6 min read
¿Por qué mis usuarios hacen clic y luego abandonan?

¿Por qué mis usuarios hacen clic y luego abandonan?

La tasa de rebote es el indicador que acaba con las alegrías de muchos clientes cuando en medio de una campaña que suma visitas por miles descubren que los usuarios han llegado y así mismo se han ido. La tasa de rebote se ha disparado como un cohete. ¿Qué hicimos mal? ¿por qué mis usuarios hacen clic y luego abandonan? ¿cómo bajar la tasa de rebote?

La tasa de rebote se calcula cuando en un sitio web se realizan sesiones en una sola página, es decir la visita se realiza pero no ha habido navegación y el abandono se da sin ver más contenidos.

Para comenzar a revisar cómo bajar la tasa de rebote es importante valorar tres escenarios:

Cuando evalúes el dato Porcentaje de Rebote en Google Analytics es muy importante revisar si el mismo se mantiene muy parecido en los diferentes dispositivos de acceso, en la dimensión Fuente/Medio y en el comportamiento de los contenidos del sitio.

  • Si tu dato de porcentaje de rebote no es uniforme en el segmento dispositivos y por ejemplo se dispara en móviles comparado con el de dispositivos de escritorio o laptop, debemos revisar cuanto antes el desempeño de su sitio web para versión móvil. Este es un escenario muy común cuando revisamos el estado de la tasa de rebote de nuestros clientes.
  • Si en la dimensión Fuente / Medio uno de los canales de tráfico, por ejemplo Redes Sociales/Facebook presenta un rebote alto comparado con CPC/Adwords debemos revisar con lupa las campañas de tráfico generadas en Facebook hacia el sitio web pues es posible que desde allí estemos generando una promesa de valor no cumplida. Es importante asegurar que los anuncios de las campañas sean relevantes con respecto al contenido del sitio. También debemos valorar el público seleccionado y si la segmentación fue la correcta para ese contenido.
  • Si luego de revisar el comportamiento del Contenido del Sitio puedes aislar rebotes altos únicamente en algunas páginas, es importante revisar si el contenido se corresponde con la estrategia de tráfico que has usado. Esto es muy importante para bajar la tasa de rebote.

En cambio, si luego de revisar estos datos ves que el porcentaje de rebote es alto y uniforme en canales de tráfico, dispositivos de acceso y comportamiento de contenidos, te recomendamos evaluar el diseño de tu sitio web (sobre todo su desempeño en móviles), la navegación, los contenidos publicados y los llamados de acción.

Puede hacerlo con el siguiente check list “Cómo bajar la tasa de rebote de mi sitio web”:

  • Tu nuevo mantra “breve y claro y al grano”. Desde el mensaje de su campaña hasta la página de aterrizaje al hacer clic. Cumple lo que prometes, si el visitante llega a tu página y en pocos segundos no sabe lo que ofreces empezará a preocuparse y el abandono será inminente.
  • Pop-up, la medida del odio. Los usuarios odian esos molestos elementos que entorpecen la experiencia y molestan la navegación. Si aún así los vas a usar, elige el momento y el mensaje oportuno, lo ideal es que aparezca 30 segundos después de cargar la página. Y por favor, solo uno y con la X de cerrar muy visible.
  • Mal diseño, mal compañero. Un diseño confuso y no adaptado a móviles es el peor compañero de tu estrategia de marketing. No vamos a entrar en valoraciones estéticas porque la estadísticas te lo dirán claramente. Alto rebote: las personas no encuentran cómo navegar en tu página porque no hay call to action claros o ese precioso slider no hace link a ningún sitio web o peor aún, consumes el primer scroll en una inmensa imagen que te encantó pero que no va a ninguna parte; las personas no harán zoom para ver el menú superior y hacer clic. ¿Has probado cómo se ve tu sitio web en un dispositivo móvil?
  • Usabilidad o el placer de respetar las convenciones. Hemos tenido clientes que “quieren que todo esté en el home” y su mejor idea es tener menú superior y agregar menú desplegable vertical y menú en el footer. No. Cada elemento debe estar donde el visitante lo espera, sigue los estándares que todo el mundo entenderá de manera intuitiva; por ejemplo, que el logo se ubica a la izquierda y el menú principal de navegación justo abajo. Haz que sea fácil y rápido saber dónde encontrar lo que buscas. Y si no nos crees siempre usa el maravilloso A/B Testing para probar y comprobar.
  • Vídeo y audio. El pánico de no encontrar el botón del volumen. No uses la reproducción automática de audio o video. En cambio usa el más creativo Call to Action  que tu equipo de creativos pueda inventarse. Y por favor videos y audios cortos.
  • Velocidad. No queremos esperar. Si el tiempo de carga de contenidos en tu página aumenta, ten por seguro que la tasa de rebote también lo hará. No solo porque Google utiliza la velocidad de carga como un factor de posicionamiento en su algoritmo, sino porque además los usuarios no queremos esperar. Hay muchas herramientas que te indican si la velocidad de carga es tu enemigo a vencer, la que más recomendamos es Webmaster Tools de Google y si no quieres algo más accesible usa Google PageSpeed Insights.
una-intoduccion-al-inbound-marketing
Más contenidos hechos para ti

quiero recibir más información

Mind Studio Publicidad tradicional vs Marketing de Contenidos